sábado, 13 de junio de 2009

Alberti a Blas de Otero




Blas, sí, todo un hombre. Blas,
hoy pienso en ti. ¿Dónde estás?

Donde estés, allí estoy.
Donde vayas, allí voy,
Blas de Otero, nuevo hermano,
por tu mismo derrotero,
ángel fieramente humano,
alas con plumas de acero.

Blas,
¿me sientes donde tú estás?

Rafael Alberti.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario